De leyes y disparates va la cosa

150 150 Jurisprudentes

¿Es posible regular lo absurdo? La siguiente recopilación de algunas disposiciones y normas legales repartidas por el mundo no dejará indiferente a nadie

Se me ocurren varias razones por las que el legislador de turno se decidiera a dar forma a cualquiera de las normas que a continuación veremos, pero ninguna está cerca de la lógica jurídica, y mucho menos una lógica actual.

Otra cosa sería si el citado legislador estuviese atravesando un fuerte episodio de resaca en el momento de redactar o bajo la influencia de algunos amigos provocándole y envalentonándole maliciosamente con el típico «no hay coj**** a poner eso». En esos casos, por ejemplo,  podría empatizar y entender los motivos, obviamente ridículos, para redactar y promulgar alguna de las estipulaciones que veremos.

Sin embargo, ateniéndonos al supuesto básico de que las propias leyes nacen para regular una necesidad social, no consigo encajar el siguiente repertorio –cómico, ha de decirse– en ese principio. Abordamos, pues, el análisis de la siguiente selección personal de diez normas (alguna puede que hasta os suenen) con un toque humorístico, ya que incluso en el Derecho, también hay sitio para la diversión de vez en cuando:

Está «prohibido» morirse en el parlamento británico

Estos británicos… educados y dignos hasta la sepultura. Esta ley, que en su día tuvo el «honor» de ser considerada la más ridícula del Reino Unido, prohibía morirse en el Parlamento. La ilustre Cámara británica, al ostentar el estatus de palacio de la familia real, obligaría a que la persona fallecida fuese enterrada con todos los honores, y eso sería inadmisible claro.

Piénsatelo dos veces antes de engañar a tu pareja en Corea del Sur

El ser acusado de adulterio en el país asiático podía acarrear penas de hasta… ¡dos años de cárcel! Pero infieles, no os alarméis, esta ley actualmente no se encuentra en vigor, ya que fue revocada hace pocos años por «violar la libertad del individuo». Poca broma.

Matar vascos en Islandia está permitido

Como lo veis, no estoy de guasa. En 1615, 32 balleneros provenientes de tierras vascas fueron asesinados en West Fjords al creer los islandeses que venían a invadirles. Desde ese momento y durante cuatro siglos, los vascos y vascas estaban, supuestamente, bajo amenaza –legalmente prevista–si pisaban suelo islandés.

La relación actual, parece que es cordial.

Sin embargo, en 2015, se puede decir que estuvimos den enhorabuena –me incluyo como buen euskaldun de pura cepa–.  Islandia revocó ese año la ley que permitía matar vascos en sus tierras, tras cuatro siglos de vigencia, como he dicho.

 Ni se os ocurra lanzar pulpos en la Liga de Hockey americana

En Michigan, los espectadores de un equipo local de hockey sobre hielo tienen prohibido lanzar pulpos a la pista. Si bien no es una ley promulgada por el estado, la liga profesional de hockey es muy rígida sobre este tema.

Esta norma tiene su origen en 1952, cuando los Detroit Red Wings necesitaban ganar ocho partidos para conseguir la copa de campeonato nacional de la liga. Fue entonces cuando a uno de los seguidores se le ocurrió lanzar un pulpo a la pista de hielo por el siguiente motivo: el pulpo tiene ocho tentáculos, tantos como partidos que necesitaba el equipo para proclamarse campeón, obtuvieron el título y empezó a convertirse en costumbre lanzar cefalópodos a diestro y siniestro.

Animadora recoge dos pulpos lanzados a la pista durante el segundo período de un partido disputado entre Detroit Red Wings y Tampa Bay en 2015.

¡Eh tú, levántate del suelo! ¡Que esto es Denver!

En esta ciudad estadounidense la gente tiene prohibido sentarse en las calles, las aceras y callejones bajo pena de multa, según una ordenanza municipal aprobada en el 2014. Todo ello, según el Ayuntamiento, de cara a evitar la mendicidad en las calles y mejorar el aspecto de la ciudad de cara a los turistas y negocios.

En la ciudad de York (Inglaterra), es legal asesinar a un escocés dentro de las antiguas murallas, pero sólo si él lleva un arco y flechas

 Si eres británico y tienes un colega escocés que te acaba de liar una buena, no tienes más que esperar a que llegue el carnaval de York para convencerle de que se disfrace, por ejemplo, de Robin Hood, invitarle a tomar una por el casco viejo y aprovechar que la ley está de tu parte para deshacerte de él sin miramientos.

 Cuidadito con esas manos…

 En Indonesia, la masturbación está castigada severamente, con penas que llegan incluso a la decapitación. ¿Cuántos adolescentes, y adultos, pondrán sus vidas en riesgo a diario? Alucinante.

 En Francia, es ilegal poner de nombre a un cerdo Napoleón

Sin duda, el conocido emperador francés sigue manteniendo un caché sin parangón.

Singapur: el Gobierno prohibió en 1992 fabricar, vender y mascar chicle

 En 1992, el Gobierno de Singapur dictó una ley que prohibió la importación, fabricación y venta de chicle. La conducta incivilizada de sus consumidores, quienes pegaban la goma de mascar en puertas y paredes, perjudicado así el funcionamiento de metros, trenes y ascensores, fue el punto de partida de esta regulación.

Las autoridades de Medio Ambiente explicaron que los chicles usados eran «una constante molestia en lugares públicos». Pues vaya.


En España no puedes llamarte Lenin

En España puedes tener casi el nombre que quieras, pero Lenin no está entre ellos. Según parece, invita a confusión, ya que el «sentir popular» piensa que es un apellido, aunque en realidad fue el seudónimo del conocido líder de la revolución rusa.

¿Con cuál de ellas os quedáis?